Amor sin barreras

A pesar de que la traducción del título de esta película en Latinoamérica no es del todo fiel al original (West side story), lo cierto es que dado el tono de este remake dirigido por Steven Spielberg, Amor sin barreras resulta del todo adecuado. Lo que hace el director con esta cinta es plasmar en la pantalla grande un tratado contra toda actitud y discurso de odio hacia el otro solo por el hecho de ser, pensar o verse diferente.

Si se piensa con cuidado, no hay mejor realizador que Spielberg para entregarle la siempre compleja tarea de rehacer una de las películas más importantes en la historia del cine y del género musical. Después de todo, el viejo Steven es uno de los cineastas que mantiene un estilo clásico que se adapta perfecto a una versión moderna de Romeo y Julieta.

Spielberg arranca su propuesta con todo, sin textos pero con música, con un travelling al ras del piso y sobrevolando las cuadras de un vecindario marginal, donde transcurrirán la historia de amor de María y Tony, y los enfrentamientos entre los Sharks y los Jets, las pandillas de puertorriqueños y “blancos”, que en verdad tienen más cosas en común que en las que podrían estar en desacuerdo.

Algo que caracteriza a Spielberg y se puede apreciar en esta cinta es su meticulosidad, su precisión y capacidad de planificación de escenas sumamente complejas, exigentes, que en pantalla fluyen de forma natural. Genera un marco mucho más amplio para contar su relato, aquellos sets más estáticos del original aquí son reemplazados por amplios espacios, barrios que ganan en profundidad para la historia y el desarrollo de la música y el baile.

Si bien Amor sin barreras sigue girando en torno al romance, tiene un desarrollo más centrado en el conflicto entre Sharks y Jets. Aquí adquiere un mayor protagonismo al racismo, la opresión policial, la falta de oportunidades de unos y otros en estas 20 cuadras de Nueva York parecen un universo completo, uno en expansión en donde viejos edificios se derrumban y van generando un nuevo sueño americano al que no todos pueden llegar.

Un elemento que destaca es la fotografía, a cargo de Janusz Kaminski, que recrea las viejas texturas Technicolor de los 60. Los colores no siempre de colores estridentes, sino también oscura, con sombras y que abre y amplía espacios y ambientes de una escenografía muy realista que no parecen decorados. Hay fidelidad por parte de Spielberg a ciertos elementos como los planos, la iluminación y las coreografías, pero sigue siendo una apuesta muy personal, alterando incluso el orden de algunas canciones en beneficio de la historia.

Aunque algunos de los personajes permanecen en el mismo estereotipo del film original, no podemos olvidar que Amor sin barreras viene y se ambienta en una época en particular. Pero Spielberg si agrega cambios y no menores, como el género en algunos protagónicos. De todas formas, el elenco completo funciona de gran manera, destacando Ariana DeBose como Anita, papel que originalmente interpretó Rita Moreno que vuelve a sus 90 años para actuar en un papel secundario, más no irrelevante. En tanto el dúo protagónico, Ansel Elgort como Tony y Rachel Zegler como María, tiene una extraordinaria química en pantalla.

Ver “Amor sin barreras” es ver la visión y el trabajo de un maestro, de un tipo que vive y transpira cine, que mantiene todo bajo control, dándole un propósito muy específico a cada plano y movimiento de cámara. Una experiencia impagable, única. 

Título original: West side story

Director: Steven Spielberg

Duración: 156 minutos

Protagonistas: Rachel Zegler, Ansel Elgort, Ariana DeBose, Rita Moreno.

8 comentarios

Añdir un comentario a Oscar 2022: de la peor a la mejor – Me Gusta el Cine Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s