Cruella

Desde hace más de una década que Disney es la fuerza dominante en la industria del cine. En dos décadas pasó de ser una compañía anacrónica a ser la dueña de las grandes franquicias del séptimo arte. Llegar a ese sitial requiere una visión clara de cómo funciona el mercado y una de sus principales políticas como estudio es nunca tomar grandes riegos en favor del negocio. Es así como se ha convertido en una fábrica de remakes, precuelas y secuelas. Cruella, su más reciente estreno, es un fiel reflejo de know how de la casa del ratón.

Cruella funciona como una precuela del clásico 101 dálmatas, conocida en varios países de Latinoamérica como La noche de las narices frías. Cinta animada de 1961 que ya había tenido una adaptación live action en los 90, con Glenn Close en el rol de Cruella. Ahora es Emma Stone la que asume el papel y contarnos como llegó a ser la “mala” de la película. Si, tal cual como lo hicieron con la Maléfica de Angelina Jolie hace algunos años.

La dirección recae en Craig Gillespie, director conocido principalmente por el film Yo, Tonya. Ahora, dejando de lado cualquier tipo de propuesta autoral que alcanzamos a visualizar en su cinta anterior, nos entrega un espectáculo visual que destaca por su puesta en escena, su diseño de vestuario y una banda sonora llena de éxitos de los 70, que es el periodo en que se lleva a cabo la historia.

El guion es predecible y sigue al pie de la letra la receta Disney, por lo que analizar el contenido de la cinta o cualquier otra intención de entregar un mensaje de inclusión se siente extremadamente forzados. Sin embargo no se puede negar que la cinta funciona: es entretenida y se deja ver con facilidad.

Sus puntos altos los encontramos en la imagen, ya que cada plano de Cruella es una verdadera golosina visual, que por alguna razón (mérito de la edición y el director) no se vuelve empalagosa. Hay que aplaudir que a pesar de ser una manufactura Disney por donde se le mire, se las arregla para tener al menos un tono distinto, que no llega a ser oscuro, pero si se aparta de la norma ya conocida.

Emma Stone brilla en el protagónico, solo teniendo una rival de peso en Emma Thompson, que aquí encarna a la villana. El resto del elenco es funcional y destacan en algunas escenas de humor infantil y simple, que sirven para alivianar la historia que de todas formas califica como una película de venganza. Incluso, si hilamos fino, tiene bastante semejanzas en estructura a Joker de Todd Phillips.

Cruella funciona mejor que otras propuestas Disney. En lo personal, supera a Maléfica y la gran mayoría de las adaptaciones live action que nos han entregado en los últimos años. Pero que sea disfrutable y estilosa no oculta el hecho de que, como la mayoría de los productos audiovisuales de la casa del ratón, también es olvidable.

Pueden ver Cruella en Disney + en Premiun Acces pagando un extra a la suscripción (12.990 en Chile) o pueden esperar a que sea liberada a todo público el próximo 16 de junio.

Ficha técnica

Título original: Cruella

Año: 2021

Duración: 134 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Craig Gillespie

Guion: Dana Fox, Tony McNamara. Historia: Aline Brosh McKenna, Kelly Marcel, Steve Zissis

Música: Nicholas Britell

Fotografía: Nicolas Karakatsanis

Reparto: Emma Stone, Emma Thompson, Joel Fry, Paul Walter Hauser, John McCrea, Emily Beecham, Mark Strong, Kayvan Novak, Kirby Howell-Baptiste, Jamie Demetriou, Niamh Lynch, Andrew Leung, Ed Birch.

Productora: Walt Disney Pictures, Gunn Films, Marc Platt Productions, TSG Entertainment

Género: Comedia | Precuela. Años 70

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s