Tren Bala

Tren Bala es prácticamente una película de autor, ya que el realizador David Leitch mezcla en poco más de dos horas todos los elementos que hacen reconocible su cine desde que debutó en la primera John Wick: acción imposible, antihéroes, humor y gore.

Basada en la novela del mismo nombre, la cinta nos cuenta la historia de cinco asesinos a sueldo que se encuentran a bordo de un tren bala que viaja de Tokio a Morioka con unas pocas paradas intermedias. Descubren que sus misiones no son ajenas entre sí. La pregunta es quién saldrá vivo del tren y qué les espera en la estación final.

La historia base permite conformar un relato coral, con varios protagonistas con sus propios arcos argumentales que gracias a la providencia y un plan malvado tan bizarro como inverosímil, van interactuando a veces de maneras sangrientas y crueles.

Tren Bala no pretende ser realista, es un pastiche que solo pretende entretener y sorprender. Y ese objetivo lo cumple, ya sea por los giros extraños de la trama o bien por un par de secuencias de acción muy bien realizadas. Repito: quien le pida “realismo” a esta producción está cometiendo un error fatal y lo mejor sería abstenerse.

Desarrollo de personajes casi no existe y lo que se presenta es suficientemente genérico para que no importe. Aquí lo gracioso y efectivo es la relación entre los protagonistas y como enfrentan las situaciones extremas que están viviendo. Otra vez: aquí solo existen personajes funcionales a la trama. Nada más que eso.

Volvemos al principio: esto puede considerarse una cinta de autor, en donde Leitch mete en la juguera toda su experiencia como realizador adquirida en John Wick, Deadpool 2 y Hobbs & Shaw, dando origen a un cóctel que contra todo pronóstico termina por funcionar a un nivel de puro entretenimiento, desechable pero efectivo.

Tren bala (Bullet Train, Estados Unidos/2022). Dirección: David Leitch. Elenco: Brad Pitt, Aaron Johnson, Bad Bunny, Sandra Bullock, Joey King, Aaron Taylor Johnson, Brian Tyree Henry, Zazie Beetz, Michael Shannon, Logan Lerman, Masi Oka y Andrew Koji. Guion: Zak Olkewicz, sobre la novela de Kotaro Isaka. Música: Dominic Lewis. Fotografía: Jonathan Sela.