Depredador: La presa

Depredador más que una franquicia, es una antología. Diferentes historias, diferentes momentos, con un nexo en común: una criatura extraterrestre que busca rivales dignos para sus rituales de caza. En ese contexto la más reciente apuesta de la saga, Prey (La presa), ya disponible en Star+, funciona muy bien. Un film entretenido, enérgico, que cumple más allá de la necesidad del estudio de seguir generando películas para no perder los derechos de autor.

La película está ambientada hace 300 años en la nación Comanche. Naru es una joven guerrera que vive bajo la sombra de algunos de los cazadores más legendarios que deambulan por las grandes llanuras. Cuando el peligro amenaza su campamento, se dispone a proteger a su gente. La presa a la que acecha y, en última instancia, se enfrenta, resulta ser un depredador lo que deriva en un enfrentamiento en donde otros conquistadores, tanto o más sanguinarios que el alien, tienen un papel que jugar.

El director Dan Trachtenberg (10 Cloverfield Line, The Boys) opta por una narrativa más pura desde el punto de vista audiovisual. Esta nueva entrega de Depredador tiene muy pocos diálogos, una jugada algo arriesgada en un mundo en donde todo hay que explicarlo, pero que eleva muchos puntos el resultado final de la cinta. La necesidad de expresar emociones y evidenciar motivaciones de los personajes se traduce en movimiento permanente, miradas, interacción con el ambiente. Se aprecia una vuelta a lo análogo, lo que la acerca sin dudas al espíritu de la cinta original del 87.

No hay ningún rostro familiar en el elenco. La actriz protagonista, Amber Midthunder, se lleva casi todo el peso dramático de la historia al ser la que enfrenta al Depredador. Su desarrollo como personaje es fluido y efectivo, algo que nos lleva como espectadores a empatizar rápidamente con ella y sus cercanos. Otro gran e importante punto a favor: aquí los personajes importan y eso hace que su destino nos preocupe y nos tenga alerta.

Probablemente el gran pero de este film es las conveniencias del guion y alguno que otro esfuerzo innecesario por enganchar esta historia con hechos acontecidos en las secuelas del film original. Aunque solo es un guiño, te distrae del film al tratar de enlazar historias que funcionan perfectamente por si solas. También hay algo de sermón en el relato que no se justifica del todo ya que la premisa es lo suficientemente concisa para aquello.

Depredador: La Presa es una película de acción y ciencia ficción que sorprende gratamente y demuestra que esta antología puede dar mucho más de si con el enfoque correcto.

Título original: Prey. Año: 2022. Duración: 99 min. Dirección: Dan Trachtenberg
Guion: Patrick Aison. Música: Sarah Schachner Fotografía: Jeff Cutter. Reparto: Amber Midthunder, Dane DiLiegro, Stefany Mathias, Stormee Kipp, Dakota Beavers, Harlan Blayne Kytwayhat, Geronimo Vela, Mike Paterson, Nelson Leis, Troy Mundle, Kyle Strauts.