GlOW, temporada 3

5d498e8ecdf2d

Glow es una serie que ha pasado, injustamente, desapercibida para el público masivo. Lamentable, porque desde su primera temporada mostró una interesante propuesta narrativa, misma que ha ido acrecentando y mejorando con el paso de los años. Su tercera temporada, estrenada recientemente en Netflix, profundiza y desarrolla aun más un colorido set de personajes que hace de esta comedia una de las mejores de la televisión actual.

La serie sigue a un grupo de mujeres que en la década de los 80 conforman una compañía de lucha libre que asume el nombre de Glow (Gorgeous Ladies of Wrestling). En la primera temporada, mientras se preparaban para el debut, la serie nos adentra en la historia de cada una de las mujeres y como llegaron a ser parte de un proyecto que se sentía no como una segunda oportunidad, sino como la caída definitiva. El escalafón más bajo. Sin embargo la sorodidad que surge entre ellas hace que finalmente Glow no solo sea una plataforma para levantar cabeza, sino que para formar una familia.

glow (1)

La segunda temporada nos muestra a las luchadoras como un elenco estable de un show televisado, que va de la mano con la consolidación de un grupo en el que nadie sobra. Las protagonistas de la serie, Ruth Wilder (Allison Brie) y Debbie Eagan (Betty Gilpin), dos actrices que fueron las mejores amigas y que una traición las separó, son el eje central. Sus distintas posturas a la hora de enfrentar el mundo (una pragmática, la otra soñadora) son el motor que permite avanzar la trama hasta su desenlace, que las lleva a asumir un nuevo desafío en un casino de Las Vegas, punto de inicio para esta nueva tanda de capítulos.

Con los personajes ya consolidados, con un elenco afiatado y una historia que sigue enganchando de buena forma, la tercera temporada de Glow marca hasta ahora el peak de la serie. Todo avanza de forma natural en la dirección correcta. El grupo se encuentra maduro, lo que conlleva a enfrentar nuevos retos profesionales y personales. Si en la temporada uno Británica (Kate Nash) debía lidiar con la miseria, hoy enfrenta una vida de casada con Bash, dueño de la productora. Sam Sylvia (Marc Marron) pasa de ser un personaje absolutamente desencantado a un padre preocupado. Gayle Rankin, la loba, quiere salir de su disfraz y enfrentar al mundo en sus propios términos. Y estos son apenas una fracción de los personajes de la serie.

glow-2.jpg

Menos festiva que en sus dos primeras tandas, Glow no olvida su origen de comedia pero se pasa con determinación al bando del drama. En gran medida el tema principal de esta temporada es la aceptación y la búsqueda individual del lugar de cada una de las mujeres que forman el grupo de wrestling femenino. Esto no quiere decir que no existan momentos genuinamente graciosos, pero estos siempre están en función de la historia y no son el foco principal. En realidad, nunca lo han sido, pero las cuotas de humor de las primeras temporadas eran mayores. Al igual que sus protagonistas, los showrunners sienten que es tiempo de madurar y eso se nota.

La puesta en escena es perfecta. No abundan los escenarios, pero con lo justo recrean no solo un casino de Las Vegas, sino que también toda una década. Que comiencen con la explosión del Challenger es un genial toque, que te lleva en menos de dos minutos a la época y la sensibilidad ochentera.

glow-temporada-3-1534836246.jpg

Muchos comenzaron a ver la serie por su conexión con la lucha libre y difícilmente estos seguidores podrían verse desencantados. En la escritura se dejaba entrever un verdadero respeto a la tradición luchística y la puesta en escena respondía a eso. Todo giraba en torno a la lucha y parte importante de la trama, como la relación quebrada entre Ruth y Debbie, se desarrollaba en el ring. Sin embargo, en Glow 3 el wrestling queda de lado. Es en beneficio de la historia, que se concentra en lo que experimenta el elenco fuera de Glow. Es un paso natural y efectivo, aunque probablemente no sea del gusto de quienes ven la serie por dicho factor.

El cierre es un final abierto, que pide a gritos una cuarta temporada. Sin embargo, Netflix no lo ha confirmado y es extraño que esta tercera entrega no haya sido promocionada como las anteriores. Seria una lástima que una de las mejores series de la actualidad quedara inconclusa.

glow-3_2.jpg

 

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s