Desde la Comic Con 2018

Me gustan las Comic Con. Imposible otra cosa si he sido nerd toda la vida. Y todavía las disfruto, a pesar de que cada vez se transforman en un evento pensado para un nicho demasiado amplio y que hacen olvidar el espíritu del evento.

Ya he cumplido media jornada en mi visita anual a la Comic Con y debo decir que he tenido de dulce y agraz. Primero, es notoria la intención de ampliar el evento a la comunidad más infantil. Cerca del 40% del espacio está destinado a stands o actividades recreativas para los más pequeños. Años anteriores dicha segmentación era evidentemente menor.

Otra cosa. Hay menos espacios para los artistas. Confinados a módulos bien pequeños, pasan casi desapercibidos en relación a lo que significa el Espacio Riesco. Poca promoción hacia ellos también. Puede ser natural que un evento de este tipo de oriente a lo masivo, pero no se puede olvidar que esto es la Comic Con.

La conversa sigue siendo divertida, como siempre. El análisis del futuro del Universo DC a cargo del tema Flimcast ha sido muy interesante y la intervención de Pilou Asbaek, que ocurre en el mismo instante que escribo estas líneas, está tan relajada que y desordenada que se hace algo muy cercano y cálido.

Una primera impresión de esta Comic Con sería que es lo de siempre, con menos espacio para la historieta y el cine y mucha orientación al público masivo.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s