Just Mercy

La mayor carga social que arrastra Estados Unidos es la del racismo. Los traumas de la guerra civil, acontecida hace dos siglos, increíblemente no han sido superados. El asesinato de George Floyd  a manos de un policía, que simplemente lo asfixió hasta matarlo, ha despertado una vez más un estallido social que ha llevado a miles de personas a las calles, a pesar de la pandemia. Las estaciones de policía en llamas también se están transformando en postales que revelan que en el país del norte el abuso hacia la gente de color sigue sin resolverse.

Just Mercy, la película del director Destin Daniel Cretton, se vuelve especialmente contingente en el panorama actual. A pesar que nos relata una historia real acontecida hace tres décadas. La película retrata las dificultades de Bryan Stevenson (Michael B. Jordan), un joven abogado que busca defender a los convictos en Alabama que no recibieron una defensa justa. En específico se concentra en el caso de Walter McMillian (Jamie Foxx), sentenciado a la silla eléctrica por un asesinato que no cometió.

El film es un drama legal que en general cumple. En realidad, Just Mercy respeta a cabalidad la fórmula, el manual de cómo hacer un drama judicial. Una fórmula perfecta, pero fórmula al fin y al cabo. Esto provoca que el público que haya visto más de una cinta de este tipo sepa casi con exactitud qué es lo que sucederá, así como el desenlace, conozca o no el caso real en que se basa la historia.

No se puede cuestionar la importancia del mensaje de la película. Transmite lo esencial, poniendo énfasis en lo injusto de la situación, con personas inocentes que pagan con sus vidas la flojera y los prejuicios de un sistema legal controlado por blancos prejuiciosos, policías abusivos y que claramente no funciona. En este sentido, la tensión dramática se mantiene constante.

Pero el guion y el ritmo de la película pecan de ser excesivamente planos. Y condescendiente además, ya que existe un blanqueamiento de imagen que no viene al caso. Es claro que no todos los blancos son racistas, pero eso no es lo importante de la historia. Sin embargo, el realizador se las arregla para incluir protagonistas que son “distintos”. Es el caso del personaje interpretado por Brie Larson: su historia es irrelevante, más allá del dejar de forma explícita en el film que «no todos los blancos son malos».

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es justicia3.jpg

La película se sostiene principalmente por sus dos protagonistas principales. Michael B. Jordan está muy convincente, al igual que Jamie Foxx como Johnny D., más contenido que en otras ocasiones. Especialmente bien lograda la secuencia final del juicio, sin duda el único momento genuinamente emotivo de Just Mercy.

Más allá de su falta de originalidad (siempre hay más de una forma de contar una historia) o capacidad de sorpresa, Just Mercy es lo más parecido al cine social que puede ofrecer una película hecha en Hollywood. No faltan aquí las inevitables concesiones al suspenso narrativo y la caricatura de personajes, pero se mantiene en el camino correcto en sus más de dos (y algo excesivas) horas de metraje.

Just Mercy

Año: 2019

Duración: 136 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Destin Cretton

Guion: Destin Cretton, Andrew Lanham (Novela: Bryan Stevenson)

Música: Joel P. West

Fotografía: Brett Pawlak

Reparto: Michael B. Jordan, Brie Larson, Jamie Foxx, O’Shea Jackson Jr., Tim Blake Nelson, Rob Morgan, Lindsay Ayliffe, Ron Clinton Smith, Charlie Pye Jr., Michael Harding, Christopher Wolfe, J. Alphonse Nicholson, Jacinte Blankenship, Bryan G. Stevenson, Brad Sanders, Charmin Lee, Sebastian Eugene Hansen, John Lacy, Hayes Mercure, Tatom Pender, Rafe Spall, Karan Kendrick, C.J. LeBlanc, Scarlet Olivia Dunbar, Darryl W. Handy, Darrell Britt-Gibson

Productora: Warner Bros. / Endeavor Content / Participant Media / MACRO / Netter Productions. Distribuida por Warner Bros.

Género: Drama | Biográfico. Basado en hechos reales. Drama judicial. Racismo. Años 80. Años 90

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s