El Hombre Invisible

hi1

El Hombre Invisible ha tenido variadas reinterpretaciones desde su debut cinematográfico el año 1933 (la novela de HG. Wells es de 1897). Su nicho ha sido, claro está el terror, como la fallida versión de Paul Verhoeven conocida como el Hombre sin Sombra, aunque el personaje ha transitado incluso por la comedia bajo la piel de Chevy Chase en Diario de un Hombre Invisible de John Carpenter. Esta nueva reencarnación del director Leigh Whannell reinventa una vez más esta figura bajo la clave del horror doméstico, la paranoia y el abuso físico/psicológico. Y funciona realmente bien.

Cecilia (Elisabeth Moss) vive bajo el yugo de Adrian (Oliver Jackson-Cohen), un brillante genio dedicado a la creación de aparatos e insumos ópticos. A pesar de la manipulación enfermiza y clásica de un maltratador, que hace pensar a la mujer que todo es culpa de ella, Cecilia agarra valor y huye. Al tiempo, se entera de que Adrian se suicidó dejándole como herencia cinco millones de dólares.

invisible2

Mientras vive con una familia que la apoya en la superación de sus traumas, Cecilia comienza a experimentar la sensación de continua vigilancia, sumándose a ello hechos inexplicables que la hacen ver loca frente al resto.

Whannell es conocido por ser el creador de la saga Saw, misma que protagonizó en sus dos primeras partes. También es el guionista de la tetralogía de Insidiuos, por lo tanto sus credenciales en el terror están más que validadas. Pero lo que hizo en El Hombre Invisible traspasa el género, lo que la eleva a un sitial distinto.

the-invisible-man01

No es muy complicado descifrar todo el subtexto del film, ya que en realidad lo que nos cuenta es la experiencia traumática de una mujer que sufre de violencia en la pareja, proyectando todo el calvario que sufren cuando gran parte de la sociedad no la comprende e incluso la culpa. Y eso es un terror cotidiano bastante real.

El realizador logra completar exitosamente el relato gracias a un eficaz manejo de la cámara y planos, jugando constantemente con la percepción del espectador. Incluso usa cámaras subjetivas sin que nosotros lo sepamos de manera certera. Sabemos que hay algo ahí, podemos suponerlo, pero nunca estamos del todo seguros. Y en ese juego narrativo, nos compenetramos con el sufrimiento de Cecilia. La convincente actuación de Elisabeth Moss completa el cuadro pintado por Whannell, un lúgubre e inquietante, pero tremendamente efectivo.

el-hombre-invisible-920259

El Hombre Invisible es una película provocadora que no se conforma con el susto de fácil factura. Es un film bien estructurado, con guion y actuaciones sólidas, que logra hacer prevalecer su punto desde el inicio. Lamentablemente el horror que presenta es demasiado cercano a la realidad que viven las mujeres en Chile y en el mundo, lo que la hace una obra aún más perturbadora.


FICHA TÉCNICA

Título original: The Invisible Man

Año: 2020

Duración: 124 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Leigh Whannell

Guion: Leigh Whannell (Novela: H.G. Wells)

Música: Benjamin Wallfisch

Fotografía: Stefan Duscio

Reparto: Elisabeth Moss, Storm Reid, Harriet Dyer, Aldis Hodge, Oliver Jackson-Cohen, Zara Michales, Michael Dorman, Benedict Hardie, Renee Lim, Brian Meegan, Nick Kici, Vivienne Greer, Nicholas Hope, Cleave Williams, Cardwell Lynch, Sam Smith, Serag Mohamed, Nash Edgerton, Anthony Brandon Wong

Productora: Coproducción Estados Unidos-Australia; Blumhouse Productions / Dark Universe / Universal Pictures / Goal Post Film. Distribuida por Universal Pictures

Género: Ciencia ficción. Intriga. Terror | Remake

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s