maxresdefault (1).jpg

El año pasado se estreno A Quiet Place (Un lugar en silecio), film de John Krasinsky que sorprendió por su buena factura y la capacidad de aterrizar una idea de horror que en manos equivocadas podía sonar ridícula. La humanidad asolada por extraños depredadores que solo se guían ante el ruido. La angustia permanente que proyecta dicha película dista mucho de El Silencio (The Silence), un reciente estreno en Netflix que parte de la misma premisa pero que falla penosamente como cinta de horror.

Dirigida por John R. Leonetti (el mismo de Anabelle), el film sigue a una familia que huye de la ciudad a raíz del ataque de una extraña especie agresiva y depredadora que surge desde las profundidades de la tierra para engullir a cualquier cosa que respire. Su mecanismo de ataque se basa en su oído, por lo que cualquier sonido más fuerte que un susurro los alerta. Es así como esta película adquiere la estructura de una road movie de supervivencia.

La historia no cuaja nunca. Si bien el elenco encabezado por Stanley Tucci, Miranda Otto y Kiernan Shipka tratan de hacer lo mejor posible a la hora de externalizar la angustia y el miedo que generan las criaturas, la cinta nunca logra entregar un solo momento de genuino terror o suspenso.

El-Silencio-la-nueva-película-de-horror-con-Kiernan-Shipka-que-llega-en-abril-a-Netflix-Sabrina-1024x573.png

La obsesión del director por mostrar permanentemente a las criaturas asesinas, que dicho sea de paso son un efecto especial horrible que solo quita credibilidad al relato, la hace repetitiva y carente de cualquier sorpresa. No hay tensión alguna ni siquiera en los momentos en que, se supone, deberíamos estar al borde del asiento clamando por la vida de los protagonistas. Pero no, aquí el director es incapaz de construir aquello.

Incluso cuando nos trata de involucrar con el sufrimiento de la familia, ya bien entrada la película, lo hace de manera superficial. Nunca es capaz de transmitir una sensación de peligro, ni siquiera cuando aparece en pantalla un extraño culto que podría ser una idea interesante de explotar y que sin embargo se desvanece tan rápido como aparece.

aedf297720c5e7f2b600bd8f40b0674841949355.jpg

Hay detalles que sin duda sacan al espectador del mundo narrativo creado por el director. Mientras en A Quiet Place el mundo está en sombras y la comunicación es imposible (algo que en una situación así es lógico que ocurra), en El Silencio nunca desaparece el acceso a internet ni a redes sociales. Así el apocalipsis se vuelve demasiado confortable para mi gusto.

En definitiva El Silencio es una cinta deficiente que fracasa en donde otras tuvieron éxito. De hecho si lo pensamos bien, ya el hecho de copiar descaradamente una película de estreno reciente debió encender las alarmas.

Una pérdida de tiempo.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s